lunes, 16 de agosto de 2010

ciudades audiovisuales

La imagen irrumpe en la ciudad como plataforma comunicacional con sus ciudadanos e interactúa en sus dinámicas urbanas. 

 Pantallas publicitarias de Picadilly Circus, en el centro de Londres, son una de las señas de identidad de la capital británica.


La farmacéutica alemana Bayer construye una "torre mediática" para su sede en Leverkusen que mide más de 100 metros de altura.



La empresa de telecomunicaciones alemana T-Mobile instaló en 2003 en su sede una "pantalla transparente" que permite ver el exterior a los ocupantes del edificio.



La catedral gótica de Milán convive (desde hace 3 años ) con una fachada mediática ideada para cubrir una obra; el 75 % de la programación en la pantalla es cultural, el resto publicitario.


El Time Square de New York City: emblema del protagonismo visual en el tejido urbano; una de las ciudades pioneras en instalar la imagen en la ciudad.

2 comentarios:

ce dijo...

Tengo una relación de amor-odio con la publicidad en forma de carteles particularmente, y sobre todo con los luminosos.
Justamente porque me parece que la mayoría de las veces desmerece la arquitectura y la estética del lugar, salvo contadas ocasiones como es el caso de times sq.
Tokio por sus excesos me parece el mejor ejemplo de como pueden terminar siendo invasivos.
Y en baires tenemos el reciente ejemplo del cartel de coca cola que terminaron prohibiendo en corrientes y 9 de julio por encandilar a los automivilistas...
Es un tema super interesante para relfexionar.

carolina tkachuk dijo...

Hola Ceci! Disculpas por responder con demora tu comentario sobre el post. Es interesante tu acotación y análisis sobre la publicidad y la arquitectura de una ciudad, creo que se trata más de una cuestión de equilibrio entre ambas dimensiones, un "diálogo" estratégico que se debería generar entre la ciudad y las imágenes que sean capaces corporizarse en ella. También es importante tener en cuenta que la ciudad, cada vez más, se vive y se expresa desde la imagen; en este sentido, la imagen se vuelve un canal de comunicación para la ciudad y para sus habitantes.

Un abrazo!
Caro.